Por Teresa Yanaros, Mayo 2 del 2018

(Traducido por Juan Pablo)

(Teresa Yanaros) Anoche tuve un sueño, donde un humano benevolente me pedía que abandone la superficie para mudarme a la Tierra Interior (un mundo subterráneo con gentes más avanzada, espiritual y tecnológicamente).

Pero si me permiten comienzo desde el principio.

¿Reconocen ese lugar justo en el medio de estar entre despierta y dormida?

¿Ese lugar donde se sueña despierta, donde los pensamientos e imágenes vuelan por la mente?

Bueno, anoche justo antes de dormirme, yo me encontraba en ese estado meditativo casi dormida. Lo que se parecía a un Ángel me estaba guiando en un pasillo. Un pasillo blanco lleno de puertas blancas en ambos lados.

Luego de caminar por unos quince segundos, el Ángel señala hacia una puerta a su derecha, y entré a lo que semejaba un cuarto de evidencias de una estación policial.

Cajas llenas de archivos cubrían las mesas y estanterías rodeando las paredes que llegaban hasta el cielorraso. Las cajas parecían envolverme mientras la gran cantidad de archivos llenos de información me abrumaban.

De repente, me encontré parada frente a una estantería blanca de tres o cuatro estantes, el Ángel se encontraba arriba mío, un poco a la derecha. Lo miré, y telepáticamente entendí que tenía que alcanzar la caja en el estante más alto. Con los ojos achinados enceguecida por la luz blanca y brillante que parecía emanar del Ángel, estire mi mano hacia la caja de archivos.

En un lado de la caja, letras grandes y negras me contemplaban y que leían:

“FUTUROS CATOLICOS”

Un golpe de corriente atravesó mi cuerpo y salté de la cama, bien despierta y respirando agitada.

Rápidamente documenté la experiencia en la sección de notas de mi teléfono, y me desplomé de nuevo exhausta en la cama.

Lo que pasó a continuación no está lejos de ser mágico, y no me voy a olvidar nunca de esa experiencia.


Ahora estaba en la casa de mi niñez. Era de noche, y había apenas abierto la puerta de mi dormitorio para ir y bajar las escaleras.

Ni bien salgo de mi dormitorio, vi que una mujer terminaba de ascender por las escaleras ahí mismo donde yo estaba parada. Terminó justo en frente mío, casi como sabiendo que yo iba a salir de mi dormitorio y como queriendo coincidir conmigo justo ahí luego de haber caminado por el pasillo.

La mujer se veía un poco impaciente, y la energía blanca emanado de ella era maravillosa. Su cara era bastante bonita, bien blanca, con una cualidad luminosa que parecía emanar de su campo energético. Se veía un poco más alta que yo, tal vez un metro setenta, y contagiaba un sentimiento amable y liviano.

Por un instante, sentí como si me reencontraba con una vieja amiga, sentí una conexión, casi como una hermana o mejor amiga. Pero entonces la energía cambió y me di cuenta de que ella estaba preocupada y apurada.

Y me dijo:

“Todo lo que tu gente dijo que ocurriría, se está realizando”

Yo sabía que era en referencia a un evento catastrófico y disruptivo el cual estaba ocurriendo en el planeta. Inmediatamente pensé en mi familia, y en las implicaciones que este cambio acarrearía para ellos y para el resto del mundo.

Ella entonces interrumpió mis pensamientos

“Estoy aquí para llevarte conmigo a la Tierra Interior”

Me quede estupefacta, completamente sorprendida por sus palabras. Estaba paralizada en silencio, pero no me dio mucho tiempo para procesar lo que me soltó, así de la nada.

Me habló de nuevo.

“Puedes venir conmigo, pero a tu familia no la volverás a ver. No tenemos mucho tiempo. Tenemos que salir en media hora. Tendría que ser suficiente para que juntes tus cosas.”

Un momento de silencio flotaba en el aire entre nosotras, suspendido mientras imágenes inundaban mi mente, posibilidades que un nuevo camino ofrecerían.

De nuevo, sin tiempo que perder con pensamientos. Me habló por última vez, pero ahora con una pregunta.

“Vendrás conmigo?”

Se percibía un tono esperanzado en su voz, realmente esperando poder asegurar mi adquisición, como si fuese una misión.

No tuve mucho tiempo para pensar, y en un momento de valentía e impulsivo le respondí.

“Si. Por supuesto que iré contigo”

Y antes de que me pueda arrepentir, la mujer volteó y bajó las escaleras, dejándome ahí con mi tarea inminente.

Me di la vuelta y hui hacia mi dormitorio, tomé mi maleta abriéndola en el aire. La comencé a llenar tan rápido como pude, llevando una cuenta mental de las cosas que debería llevar.

“Que necesita uno llevar a la Tierra Interior?”

Pensé para mis adentros, perpleja por lo que me estaba pasando.

En un instante, mis pensamientos fueron apoderados por una tristeza profunda que amenazaba con hundirme, mientras imágenes de las caras de mi familia pasaban por mi mente. Me detuve, con las manos apoyadas sobre la maleta, insegura, sin poder decidir qué hacer.

“Debería abandonar a mi familia? No los veré nunca más.”

Mis pensamientos batallaban en mi cabeza.

Pensaba en mi Padre y en mi Hermano, y tuve una visión abrupta. De alguna manera ellos estaban involucrados en todo esto. Pensé en mi madre y mis hermanas. Y en toda la gente en mi círculo inmediato que serían activados para ejercer su propósito supremo. Todo estaba pasando, y no había más lugares donde esconderse. El evento estaba ocurriendo. Y todos teníamos un papel que ejecutar. Todos los secretos, todo de lo que hablábamos y tratábamos de anunciar al mundo por tanto tiempo, y los seres de más allá de nuestro plano existencial que han estado presente por mucho más tiempo de lo que muchos se atrevían a creer, todo estaba saliendo al aire. Y la recompensa de esa verdad sería mucho más de lo que cualquiera de nosotros pudiese haber anticipado.

Mis ojos se llenaban de lágrimas, y sabía que tenía que hacer mi parte. No podía huirle a mi destino. Lo que el futuro me deparara, lo recibiría con gracia tomando el camino difícil. Yo estaba aquí para asistir y no podría fallar. No iba a tener miedo.


Me desperté y un poco mareada abrí los ojos. Bostecé. Lo único que quería era darme vuelta y seguir durmiendo. Ojee el teléfono. Me había quedado dormida por horas y empecé a calcular las ramificaciones de llegar tan tarde al trabajo. Mientras me despertaba y mis pensamientos consientes tomaban control, la lista de tareas se formaba en mi cabeza, y mi sueño se desvanecía. Puse los pies en el suelo estirándome, y así comencé con mi día.

Luego de arrastrarme por unas horas en mi rutina matinal, ya no podía mantener los ojos abiertos. Estuve pensando en la mujer del sueño toda la mañana, y sabía que tenía que dedicarle un poco de tiempo para interpretar el sueño y descifrar el mensaje.

Me tiré en la cama y cerré los ojos, y concentrándome en mi respiración entré en un estado meditativo profundo.

Me enfoqué en su cara. En sus ojos bondadosos que parecían sonreír. Sus cualidades suaves, delicada y hermosa. Muy humana, pero refinada y prominente. Sus ojos color almendra eran apenas más grande de lo normal, pero la diferencia tan sutil que había que prestar mucha atención para notarlo. Sus peculiaridades blancas que parecían resplandecer. Su pelo plateado y brilloso llegando a los hombros cuadraba su cara. Su suave sonrisa, y sus ojos decían más que las palabras emanando de sus labios.

Me concentré en crear una conexión telepática con ella. Enfoqué mi energía consciente en mi frente. Despejé mi mente y puse toda mi atención ahí. Entonces, proyecté mis pensamientos creando un hilo de plata conectando mi mente con la suya. Puse mi intensión enfocando mi atención. Con toda la energía mental que tenía, me concentré en reforzar el cordón y establecer la conexión. Sentí la conexión estableciéndose, y por un momento sentí el patrón de su energía en forma CONTUNDENTE. Absorbí este momento por unos segundos y entonces pregunté,

¿Por qué me has enviado ese sueño? ¿Y por qué parte del acuerdo era que no podría volver a ver a mi familia?

Me puse a pensar y me preguntaba el significado de contactarse con seres de alta densidad. ¿Qué implicaciones acarreaba esta comunicación? Sentí miedo en mi corazón, y cuestioné los verdaderos motivos y planes de estos seres. ¿Por qué querrían alejarme de mi familia? Ellos sólo preguntaron. La elección era mía. Pero, que tal si, al elegir alejarse de la experiencia terrestre, uno compromete el desarrollo del alma. ¿Podría ser una trampa? No quería ser engañada. Quería asegurarme de percatar lo que era correcto para mi beneficio. ¿Pero cómo podría percatarme de algo completamente desconocido? Si no iba con ella a la Tierra Interior, no iba adquirir el conocimiento y saber la verdad. Pero para ganar el conocimiento, tendría que confiar ciegamente en ella arriesgándome a tomar la decisión equivocada. ¿Y perder mi camino espiritual en el proceso? Estaba atormentada y confundida.

Lo que dijo a continuación profundizó aún más esta contemplación.

“Tú ya has tomado la decisión, ahora sólo tienes que entender la razón por la cual has tomado esa decisión”

Curiosamente, esto me recordó a las palabras del Oráculo en la película Matrix.

Podía sentir su presencia en mis pensamientos, y ella proyectó la idea donde en el sueño, tuve la oportunidad de explorar el concepto de libre albedrío y elección personal, y así entender mi discernimiento por este dilema.

Y antes de que pueda absorber este concepto completamente, me dio una respuesta.

“Cuando avanzas en tu camino espiritual, adquieres conocimientos y sabidurías de una naturaleza más profunda. Lo cual fomenta un cambio en la naturaleza de tus relaciones.”

“El verdadero maestro del hombre es su propio ser superior, y cuando la vida cae bajo el control de la razón, este ser superior es liberado de las ataduras a los apetitos e impulsos, y se transforma en predicador, sabio e iluminador”

-Manly P. Hall

Me di cuenta de que cuando se navega las aguas profundas de la consciencia, accediendo realidades más profundas de lo que pasa alrededor, uno cambia el nivel consciente. La realidad morfa en niveles multidimensionales de una forma que escapa al lenguaje convencional.  Andar un camino que te pone en contacto con algo nuevo te cambia a un nivel genético de ADN. Todo tu mundo cambia. Te conviertes en una nueva persona. Y las relaciones que has tenido en el pasado serán completamente diferentes.

Me quedé en este estado meditativo contemplando este concepto.

Luego, especulé acerca de los miedos. En cuanto mi vida cambió desde que hice un esfuerzo decisivo en disipar los miedos de mi existencia y vivir mis experiencias llenas de intenciones de crecer y aportar a un cambio para un mundo mejor. Flashes de memorias inundaron mi mente, momentos donde decidía ABANDONAR los miedos. Esos momentos fueron completamente transformativos convirtiéndome en una persona completamente diferente cada vez. El universo recompensaba cada acto de fe con nuevas experiencias catalizadoras en mi desarrollo espiritual. Cada vez que mi alma enduraba una noche negra y obscura debido a alguna experiencia devastadora, esta abría las puertas a algo asombroso e increíble.

“La obscura noche del alma llega justo antes de una revelación. Cuando todo parece estar perdido, y todo se ve negro, en ese mismo momento llega la nueva vida con todo lo necesario.”

-Joseph Campbell

El que no arriesga no gana. Y esa es la razón de ser en este camino espiritual.

Luego, la conexión cobró aún más fuerza. La escuche fuerte y claro.

“Tu decisión de venir a la Tierra Interior, la cual es solo tuya, te permitirá trabajar grandiosamente en una capacidad que todavía no has alcanzado en este y para este ciclo de vida.”

Me di cuenta de que el abandonar los miedos y el abrir mi corazón a lo desconocido sería lo que me permita avanzar a la próxima fase en mi desarrollo espiritual. Se me dio a entender que el trabajo extraordinario que yo haría afectaría la esencia energética del mundo en una forma que no muchos entenderían. Que sería solo a través de una trascendencia completa del ego la cual me pondría en este lugar. Ese trabajo extraordinario se realizaría en un plano diferente, y solo unos pocos notarían los grandes efectos de ese esfuerzo. Y yo tendría que decidir si eso fuese algo que yo quisiera hacer. Y las recompensas serían mucho más grande de lo que yo podría esperar.

Luego de escuchar esos pensamientos y de reflexionar en esos conceptos, me concentré profundamente en mi respiración. Me concentré en la energía del perdón y liberación. Mi estado meditativo se profundizó y envié el pensamiento.

 “Estoy lista. Quiero saber. Quiero saber. Quiero saber.”

Y lo repetí tres veces en mi cabeza.

Luego, en un flash la visión entro en mi mente, y parada frente a mi había una chica que, aunque diferente se parecía mucho a mí. Tenía sus manos hacia adelante, codos quebrados y palmas hacia mí. En el centro de cada mano había un ojo observándome. Arriba de cada ojo una mariposa. Miraba, perpleja, como las dos mariposas abrían y cerraban sus alas.

La conexión se terminó mientras me dormía profundamente.


Reflexiones

Cuando busqué en el internet una imagen de la mano con el ojo en la palma, encontré un parecido impresionante entre mi visión y el símbolo llamado “hamsa.”

“El hamsa está relacionado con el dios de los cielos, Horus. Se refiere al ojo de Horus, significando que los humanos no pueden escapar el ojo de la consciencia. Dice que el Sol y la Luna son los ojos de Horus. La Mano de Fátima también representa la feminidad, y es referida tal como la santa mano de la mujer.”

Wikipedia

 

La Mariposa es también un símbolo muy poderoso.

Mariposas son una representación profunda y poderosa de la vida. Muchas culturas asocian las Mariposas con las almas. La religión cristiana ve la Mariposa como un símbolo de resurrección. Alrededor del mundo, la gente ve a la Mariposa como una representación de resistencia, cambio, esperanza y vida.”

Jardines con Alas

Finalmente, encuentro muy interesante el hecho de que este sueño me vino en Mayo 2, un día después de que la oculta y obscura era de sacrificio terminara oficialmente. Es como si la comunicación fue iniciada mediante la terminación de este obscuro período energético en el mundo, justo cuando entrabamos en una nueva etapa energética de manifestación positiva.

¿Qué es lo que ustedes piensan acerca de este sueño? ¿Alguna vez les ha ocurrido algo similar? ¿Han sido visitados por un ser de la Tierra Interior?

Gracias por leerme. Siéntanse en libertad de enviar sus pensamientos a

thedivinefrequency@gmail.com

“En Todo Nuestro Alrededor Se Encuentran Piezas Del Gigante Rompecabezas Cósmico. Entremos En Sintonía Con Su Frecuencia”

Teresa Yanaros


El Traductor

Juan Pablo Casasola, o Pablo en breve, nació y creció en Argentina, pero vivió toda su vida adulta en los Estados Unidos. Él es un Ingeniero Eléctrico de profesión y un Intuitivo Empático de corazón. La intuición sagaz de Pablo junto a su educación en ciencias, lo ayudan a poder identificar las piezas del rompecabezas universal, facilitando un entendimiento superior de la “realidad” que nos rodea. Andando en su camino espiritual Ascendiente, la luz de Pablo ilumina el camino de aquellos que vienen por detrás. Su misión principal es de compartir conocimientos auténticos y noticias de último momento con el mundo, incluyendo, pero no limitado a la gente de habla hispana (que parecieran tener sólo acceso a las noticias de ayer). Follow on Onstellar

La Autora

Teresa Yanaros, una autora y consejera milenaria asistiendo la iluminación espiritual y revelación de la información oculta, comparte noticias y perspectivas inspiratorias mediante su proyecto profesional de multimedia “Divine Frequency” (Frecuencia Divina). Su actitud optimista y alegre junto a su pasión intensa por la verdad y el cambio actúan como catalizadores para sus enseñanzas cósmicas y filosóficas. La puede seguir en Facebook, Twitter y YouTube. Suscríbase para una Lectura de Tarot, y la Tienda de Divine Frequency.

Aquí encontrará todos los anuncios de Teresa Yanaros

¿Le gusta nuestro trabajo? Puede ayudar a Divine Frequency con una contribución mediante PayPal, Criptomonedas, o Patreon.

Este artículo apareció primero en Divine Frequency.

Este artículo (Fui Invitada a La Tierra Interior) apareció originalmente en TheDivineFrequency.com y es gratis y abierto. Usted tiene permiso de compartir o republicar este artículo en su totalidad siempre y cuando se provea atribución al autor y a TheDivineFrequency.com.